Como consecuencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio, declarado el 16 de marzo, nos vimos en la obligación de seguir cumpliendo con nuestro deber social de alguna forma. Es por eso que realizamos una colecta de mercadería a lo largo de un mes, para entregar a las familias que cuentan con nuestro apoyo hace más de 10 años. 

La colecta se llevó a cabo a través de donaciones de alimentos no perecederos para cumplir con las necesidades básicas de las familias que como consecuencia de la cuarentena, se vieron afectados económicamente. 

El pack familiar consta de: Leche en polvo, fideos, puré de tomate, harina, arroz, aceite, jabón, lavandina, papel higiénico, 1 kilo de pan. 

¡Gracias a la colaboración de los vecinos, logramos formar 20 packs familiares!