Este es el trabajo más importante de Luciérnagas, ya que permite que nos involucremos en las vidas de las familias, brindando apoyo emocional y espiritual. A estos encuentros también los llamamos “grupos de discipulado”.

Al principio nos juntábamos en la oficina de Luciérnagas (cada grupo un día distinto de la semana). En el año 2019 cambiamos la modalidad y empezamos a juntarnos en la casa de una de las familias, de cada barrio. Y en el año 2020 continuamos con los encuentros a través de grupos de whatsapp, como consecuencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

En estos encuentros predicamos el evangelio y compartimos las enseñanzas de la Biblia, con el objetivo de conocer los fundamentos básicos que nos permiten tener un encuentro y crear un vínculo de amistad con Jesús. Creemos que el poder para cambiar nuestras realidades viene de Dios.

Actualmente están funcionando 5 grupos de Discipulado: Uno con las familias de Luján, otro con las de Corralito, otro en La Favorita, otro en GC y otro en Las Heras.