Desde el 2008 pasamos una preciosa velada con las familias en donde, principalmente, se puedan sentir amadas.

Antes de la cena se comparte una reflexión sobre la Navidad. Se aprovecha este momento para hacer un cierre de lo aprendido durante el año. A la vez que hay juegos para los más chicos, (películas, dinámicas, actividades, comidas). Entregamos algún reconocimiento o certificado a las personas que hayan completado el discipulado (los encuentro semanales). Damos las gracias a cada colaborador y socio adherente que nos acompañó a lo largo del año. Disfrutamos de una exquisita cena juntos en familia. Tenemos un show en vivo. Y llegando al final de la noche, un pequeño presente para cada familia.

La navidad es una fecha especial, en la que cada uno de nosotros la vivimos de manera diferente, pero si podemos, aunque sea por un momento, dar esperanza, algo de alivio, nos sentimos felices. Todo lo hacemos con mucho amor y con el mejor nivel posible. Que sea una noche distinta, especial, en familia.

Por eso desde el 2019, para sumar a más colaboradores durante la campaña, se venden bonos equivalentes al valor de una cena para una persona en situación de vulnerabilidad y además recibimos juguetes en excelente estado o nuevos. O bien, se buscan formas específicas de colaborar –por ejemplo, ayudando a servir la comida, o atendiendo a los invitados- o aporte de algún servicio -como el alquiler de tablones y sillas, decoración, sonido, etc.-

¡Es una fiesta, y la vivimos a lo grande! Vos también podes ser parte…